Douglas_Engelbart_mouse

Tenía 88 años. En el mundo de la informática resulta inolvidable su presentación del primer mouse en 1968, muchos años antes de que otros fabricantes lo popularizaran.

Creador de un periférico highlander, y acaso poco reconocido por este revolucionario invento, Douglas Engelbart, el hombre detrás del mouse, murió el 2 de julio de 2013 a los 88 años de vida. 45 años atrás, hacia 1968, presentó en sociedad este implemento informático que se convirtió en el modo más habitual de relacionarnos con una computadora. Por entonces faltaban muchos años para que aparezcan en el mercado equipos con pads, dispositivos con pantallas táctiles, y mucho más para la aparición de sensores capaces de captar el movimiento del cuerpo. Incluso frente a estas tecnologías que parecían conducir a su desaparición, el viejo y querido ratón sigue rodando en nuestros escritorios.

El 9 de diciembre de 1968 fue una jornada clave para la informática. En el marco de una demostración ante el público, Engelbart dio a conocer un procesador de texto, la tecnología capaz de generar una teleconferencia, el hipertexto (génesis de la Web), las interfaces gráficas mucho más amigables para el usuario y, entre tantos y fascinantes avances, allí estaba una versión primitiva del mouse, aunque de funcionamiento bastante similar al que utilizamos en la actualidad.

“Sabía suficiente de ingeniería y tenía suficiente experiencia como una persona de radares para saber que si una computadora puede perforar tarjetas o imprimir, se puede dibujar cualquier cosa que desees en la pantalla”, declaró Engelbart en una entrevista cedida a la cadena CNN.

Con una génesis vinculada al manejo de radares militares (Engelbart era veterano de la Segunda Guerra), en principio la idea era manejar el mouse con una rodilla moviéndose bajo el escritorio. Los primeros prototipos fueron cuadrados y de madera, para evolucionar luego hacia la ergonomía de la mano de ingenieros de Xerox y más tarde dio el paso hacia computadoras comerciales. Mac, de Apple, fue una de las primeras en incorporarlo.

Su invención, el mouse, fue patentada en 1967 bajo la denominación “indicador de posición x-y”, y fue otorgada tres años más tarde.

A pesar de algunos galardones obtenidos sobre todo en los últimos años, Engelbart no ha obtenido todo el reconocimiento, a mi juicio, merecido. “Lo que quería (y lo que sigo buscando) es superar el coeficiente intelectual colectivo, hacernos más capaces”, dijo en una entrevista publicada por La Nación en 2002.

Más información sobre su vida y obra en el sitio oficial dougengelbart.org.

fuente: dattatecblog.com